sábado, 5 de mayo de 2018

Crítica Noche de juegos


Una comedia muy divertida con guiños a los fans de los juegos.

El argumento gira en torno a una pareja, Max y Annie, que junto con sus amigos organizan noches de juegos en su casa. Con la llegada del hermano de Max, este planea una noche de juegos especial: donde uno de los participantes será secuestrado y el resto tendrán que resolver el caso, una noche de misterio. Cuando están todos en casa, vienen unos tipos y secuestran a Brooks, el hermano de Max, y ahí empiezan los problemas: ¿qué es parte del juego y qué no?

Los personajes son graciosos y divertidos, además la psicología también se trata en esta película (relaciones entre hermanos, rivalidad...).

Me ha gustado mucho porque no se meten con ningún colectivo para hacer bromas, es una película donde te puedes reír de forma sana y no tóxica. (spoiler: se pueden hacer bromas sin meterse sin nadie ni basarse en estereotipos para hacer bromas fáciles).Quizá lo que menos me ha gustado es cuando los protagonistas rechazan a su vecino y antiguo amigo (y participante en las noches de juegos) por ser "rarito". 
Otro aspecto que me ha gustado mucho es que tiene muchos guiños a otras películas, incluso a Harry Potter. 

En resumen: cumple con lo que promete. Una comedia con misterio ligera y divertida. El argumento es original y no se complica. 

3 comentarios:

  1. Hola! No conocía la película, parece divertida.

    Saludos :)

    ResponderEliminar
  2. Yo creo que no me animo, pero si me coge un día tontorrón de no pensar, igual sí.
    Besos.

    ResponderEliminar