jueves, 1 de noviembre de 2018

Crítica La chica alemana con la esmeralda india


Esta película -realmente dos dos, primera parte y segunda parte- fue para mi una total sorpresa: estas en cada de tu abuela el domingo comiendo y al reposar la comida siempre nos ponemos a ver la televisión a ver las películas de la tarde de los domingos. Todos sabemos como suelen ser esas películas: románticas con giros predecibles pero entretenidas por su sencillez, perfectas para verlas para descansar o para echarte la siesta.
Cuando empezó la película yo ya venía predispuesta a encontrar una de ese estilo y la introducción encaja mucho con esa estética:  una chica con su pareja van a pasar la navidad con la familia de él y ella recibe un mensaje de que de un hotel de la India diciendo que su padre estaba hospedado allí, que desapareció y dejó sus cosas. Ella va en busca de su padre y el novio se enfada. Y así comienza nuestra historia. La película empieza concretamente con una escena donde se cuenta un cuento popular en la India -me encantó que empezase así-

Me esperaba algo comercial y super romántico cuando es una historia dramática sobre la india y su sistema de castas, la misoginia, el racismo y la pobreza. Durante toda la película se refleja las dos caras de la India: la rica y la pobre. No da una imagen idílica de la India, es una imagen dura. No es para nada una película comercial como parece a simple vista, tiene una visión crítica y pretende dar muchos mensajes. Se centra sobre la situación de las niñas en India, que son consideras un peso para su familia y se las intentan quitar del medio, habiendo muchas niñas abandonadas. Como en la propia película dice un personaje, a veces nos pensamos que estas situaciones solo se dan en las clases más bajas pero una práctica habitual en familias adineradas es si su bebe es una niña cambiarlo por un varón. La misoginia y la concepción de las niñas como "ladronas" -ya que para casarlas tienen que pagar una dote- está presente en todos los estratos sociales. También es crítica con Occidente y su turismo, uno de los personajes dice en un momento de la película que todos los turistas se horrorizan al ver su situación y tienen muchas ideas, pero nadie se queda con ellos a ayudar, se van e ignoran estas realidades. También critica el poder de las clases altas y la corrupción policial que hay, la policía está al servicio del poder.

Un aspecto que me ha gustado mucho es que no hay romance directamente: la protagonista no acaba con nadie, cosa rara para las películas ya que parece que obligatoriamente tienes que meter una pareja hasta en la sopa. La verdad es que a esta película un romance metido con calzador la hubiera estropeado y me alegra de que no lo hiciesen. 
Otra cosa que me ha gustado mucho es que no solo habla de los problemas sociales que provoca la misoginia y la pobreza, también de los individuales: vemos las crisis de identidad de la protagonista -muy bien reflejadas y escenificadas-, las consecuencias en las vidas de las niñas, creencias arraigadas en las personas...

A lo largo de la historia también se entremezclan leyendas, cuentos, aspectos culturales y costumbres de la India, siempre mola conocer cosas nuevas. Tiene también algunas escenas un rollo místico que encaja bastante bien con la película. 
El final es majestuoso: crítico, impactante y transgresor. El inicio es llamativo y capta la atención, también le da un toque idílico haciendo que te esperes un romance y algo bonito cuando luego la película te rompe con ello, ya que interpreta el cuento de otra manera. 
Por el lado, el reparto no hay ningún actor que no me haya gustado, hacen un papelón todos pero especialmente la protagonista, todo un lujo verla actuar. También me ha gustado mucho las escenas que salen en las películas, los paisajes y las escenas urbanas, especialmente me ha gustado la forma que han hecho para comparar de forma sencilla y muy visual la parte rica y la parte pobre. Hay varias escenas que me he enamorado de sus encuadres. Está muy bien rodada para mi gusto y de contenido es magnifica, pero visualmente no se queda atrás. 

En fin, la recomiendo totalmente, porque siendo una película de estética comercial y siendo bastante ligera trata una gran variedad de temas y es muy crítica. Es de estas películas que las ves y te dan ganas de informarte más sobe la realidad de la que habla -eso quiero hacer yo cuando finalice los exámenes-

2 comentarios:

  1. Jo, casualidad el otro día empezó en la tv y me quedé dormida. Y cuando desperté de la siesta seguía, y terminé viendo el final.
    Besos.

    ResponderEliminar