miércoles, 6 de octubre de 2021

Crítica Sweet Tooth

 


Sweet Tooth es de estas series que te enganchan tanto que tienes que vértela en un día o dos. Hay muchas historias de post-apocalipsis pero ésta tiene un enfoque muy original: estamos en un mundo en que, al mismo tiempo que apareció un virus que mermo a la población, los bebes empezaron a nacer con mutaciones haciendo que nacieran hibridos entre humanos y otra especie animal. 

Bajo este contexto, vemos como nace el racismo ante estos híbridos y la gente empieza a echar la culpa a estos bebes, llegando al punto de abandonarlos y matarlos. Hay una serie de cazadores que se dedican a perseguirlos y matarlos por todo el mundo. En este mundo post-apocaliptico tampoco hay electricidad y ha tomado el control unos grupos de paramilitares que hacen y deshacen a su gusto, intentando encontrar la cura a dicho virus experimentando con los híbridos. 


La serie empieza con la historia de Gus, un hibrido mitad ciervo, que vive aislado con su padre en un bosque, protegido de todos los peligros de afuera. A lo largo de la serie se explora la historia de Gus y la de otros personajes cuyo el virus y los hibridos marcaron su historia.

Las distintas historias están muy bien creadas y entremezcladas. Es una serie que combina la crudeza de ese mundo apocalíptico con la dulzura que provoca una serie de niños hibridos y sus historias. A lo largo de la serie se te cuenta partes del pasado y presente de los distintos personajes, especialmente pone énfasis en cómo cambio esta situación la vida de las personas.


Me ha gustado mucho como con la historia de los híbridos se puede hacer paralelismos con el racismo, homofobia y cuerdismo de nuestras sociedades. Con las distintas historias vemos problemáticas como la venganza, el odio, la indiferencia (como a veces el problema no es solo el odio más directo, sino también es quienes miran para otro lado porque no les afectan y no hacen nada por evitar la situación).

También la parte visual de la serie esta muy bien cuidada: musica, escenas, paisajes que enamoran...

Lo que no me ha gustado es el final, aunque veo que Netflix pone el mismo final a todas sus series: un final que no es final, en mitad de un momento crucial para la historia te corta la temporada, obligandote a estar pendiente de una siguiente temporada para finalizar la historia. ¡NETFLIX  DEJA DE HACER ESO!  Tampoco me ha gustado ciertas cosas de la historia, no sé si puedo calificarlos como fallos (se supone que no hay electricidad pero hay gente que tiene electricidad, no sé si es algo que se va a explicar en temporadas posteriores pero no tiene mucho sentido ahora mismo).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entrada destacada

Crítica El fotográfo de Mauthausen

 Hoy os traigo una pequeña reseña de la serie de ficción histórica " El fotógrafo de Mauthausen ". Hacía bastante que no veía una...